lunes, 19 de enero de 2009

Hielo... ahora lo ves, ahora no.

Clase de la Caracoldilla

A raíz de la asombrosa aparición de hielo en el cole días atrás, todas las clases de infantil nos hemos puesto a investigar sobre el tema.

Lo primero que hicimos, el mismo día del "hallazgo" fue llevar un vasito de agua al congelador para ver qué pasaba. La encargada de hacerlo fue la superayudante del día: Patricia.

Al día siguiente, el superayudante, que en esta ocasión fue Jorge, fue el primero en ver lo que había ocurrido...

Y fuimos a que todos los compañeros y compañeras de clase lo vieran:

Nos surgió entonces un dilema... ¿qué podemos hacer para que no se derrita y poder tener siempre expuesto el hielo en nuestra mesa de observación? Alejandro dio con la solución: a la mesa no le puede dar el sol, así no se derretirá.

Pero, aunque bajamos la persiana para que no diera el sol de forma directa en la mesa, al volver del recreo esto fue lo que encontramos:

¡¡Se había derretido!!

Entonces Mario dijo que lo que teníamos que hacer era bajar todas las persianas, para que así no entrara sol por ningún sitio y, de este modo, el hielo no se derretiría.

Al día siguiente Lucía fue a recoger el vasito de hielo del congelador...

e hicimos lo acordado... estuvimos con las persianas bajadas, convencidos de que, si no entraba sol en clase, siempre podríamos tener hielo en nuestra Mesa de Observación:

Pero, de nuevo, estábamos equivocados. Al volver del recreo...

El viernes fue Alan el encargado de recoger el vasito con agua que habíamos dejado en el congelador:

Esta vez sí que estábamos seguros de tener la solución: el hielo se había derretido en clase porque hacía más calor que en el congelador, pero como en la calle hacía frío, seguro que allí no se derretiría. Así lo hicimos y, aunque es cierto que en la calle hacía frío, el hielo acabó por derretirse igualmente:

Probando, equivocándonos, buscando argumentos y tratando de encontrar soluciones, hemos llegado a la conclusión de que el hielo se derrite, también en la calle, porque hace más calor que en el congelador. En cualquier sitio en el que no haga el mismo frío que en un congelador, el hielo se derretirá. ¡¡Eureka!!

Seguiremos investigando más cositas...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De verdad, que debería el colegio organizar la entrega de un premio a la profesora que más mima el blog y seguro que sería tuyo.
Es de agradecer el esfuerzo que haces, mis hijos no son alumnos tuyos, pero me encantaría que lo fueran por que es un encanto ver la dedicación con la que lo haces y que seguro que pones en el resto de actividades. Un saludo.

Seño Cristina dijo...

¡Hola!

Me alegra mucho que te guste lo que estamos haciendo. Todas las clases de infantil estamos embarcadas en este proyecto, y es una maravilla ver cómo todos los alumnos/as y las tutoras estamos ilusionadas y disfrutando día a día con los nuevos descubrimientos.

Lo que pasa es que como yo me prodigo mucho por el blog, me llevo los halagos que sin duda también corresponden a mis compañeras.

Un saludo y, de nuevo, muchas gracias :)

Seño Eva dijo...

Me ha encantado el experimento, seguro que todos se lo han pasado pipa, además de haber aprendido como se forma y derrite el hielo.
Me hubiera encantado estar presente en el proceso, pero me conformo con las fotos.
Un besito para todos

tango dijo...

Hola¡expectacular el experiemento del hielo¡Compañeros de caracoldilla:Iker ha encontrado hielo en la ciudad por el suelo¡¡El Lunes os llevara unas fotos para que lo veaís.Besos a todos¡¡